miércoles, 22 de agosto de 2007

Alan contra Damián

Cuando parecía un mediodía muy tranquilo dentro de la casa, salió la discusión por la falta de cigarrillos y se desató el conflicto entre los dos: "Me siento amenazado", le confesó el muchacho de Palermo a Gran Hermano.

Si bien algunos se podían imaginar muchos enfrentamientos dentro de la casa, nadie hubiera pensado en la posibilidad de que Alan y Damián disputaran una fuerte discusión.

Este mediodía, el muchacho de Garín y el de Palermo protagonizaron un duro cruce de palabras por la falta de cigarrillos.

Cuando los chicos estaban discutiendo, en un tono normal, Damián increpó al pelado diciendo que se fumaba muchos cigarrillos. Inmediatamente, la respuesta del pelado fue contundente: "¿Alguna vez me viste fumando un cigarrillo solo? Estás hablando de más...", replicó fervoroso Alan.

Y luego, ante los reproches de Dami, el pelado contestó: "No te contesto porque me caes bien, sino te contestaría". Ante esto, el cartonero se sacó y retrucó al borde de infligir el reglamento de la casa: "Vamos afuera y lo resolvemos a las piñas. ¡Es corta la bocha!".

Segundos después de esta fuerte discusión y medio de un clima de total silencio en la casa, el joven de Palermo entró al confesionario y buscó refugio ante Gran Hermano: "Me amenazó diciendo que puede llegar a pasar algo afuera. Me siento amenazado. Donde hay amenaza es sobre pasar un límite. Yo no sé lo que puede pasar, me siento condicionado para nominar", tiró.

Gentileza de Primicias Ya