martes, 28 de agosto de 2007

Semana llena de conflictos

Andrea tiene unos días muy difíciles y su sensibilidad la hace estallar. Juan Simón comienza a tramar una jugada complicada en la que puede quedar mal parado si comete errores. Se inicia otra semana y el juego cambia.

Andrea, luego de utilizar el “Don” a favor de Mariana, se dio cuenta de que el juego en la casa había cambiado. Cynthia creyó que iba a ser “salvada” y se sintió traicionada por la pulposa joven generando mal clima en la casa.

Pero la futura vedette decidió enfrentarla y le dijo a los gritos que ella y Eugenia: “desde que están nominadas, tratan mal a todo el mundo”. La bailarina aceptó que era verdad pero la situación no mejoró y logró que Andrea se sintiera presionada y se quebrara en el confesionario ante Gran Hermano.

Mas tarde Andrea volvió a enorjarse, esta vez con su amiga Mariana, porque se rió de las cosas que le dijo Renzo cuando hace unos días se pelearon por una cucharadita de azúcar. La pulposa niña rompió en llanto y le gritó porque, según dijo, sintió que se reían de ella.

Otro hecho que llevó conflictos a la Casa fue la compra del súper. Por un lado fue muy positiva porque en mas de dos minutos pudieron sacar comida suficiente para la semana pero, por otro lado, tanta abundancia les trajo complicaciones. Así fue que mientras separaban en bolsas los víveres para cada uno discutieron por quién tenía más o menos alimentos.

Quien comenzó a jugar muy duro es Juan Simón. Sin encontrar un grupo de pertenencia, el benjamín de la casa ahora “lleva y trae” pero sólo juega para él. Así simula con Andrea para sacarle información sobre las votaciones del resto y con el grupo los “World” hace sus migas como si fueran un equipo.

¿Qué estará tramando? El tierno muchacho juega con fuego y se puede quemar pero está claro que se disputa el “todo o nada”.

Gentileza de www.gh5.telefe.com.ar